Sostenibilidad

Sostenibilidad

Los anfitriones locales de La Huerta Hotel sembramos en nuestros invitados el amor por las aves, los bosques, el campo y el bienestar integral.

1. Sostenibilidad social

La Huerta Hotel está en el corazón de la vereda Calimita, en el corregimiento Jiguales, en la ladera oriental del Lago Calima, en el centro del Valle del Cauca. La huerta orgánica que le da el nombre a nuestro hotel 4 estrellas es manejada por la Asociación para el Desarrollo Agroforestal de la vereda (Asodafor), conformada por campesinos y por los líderes de la Reserva Natural de Yotoco, con la cual conecta directamente nuestro propio bosque.

El 80 por ciento de los anfitriones nacieron aquí y en los municipios cercanos de Darién, Buga y Buenaventura. Empezando por nuestro gerente y socio gestor, el ingeniero agrónomo de la Universidad Nacional Iván Castrillón, quien renunció a su carrera como alto ejecutivo en una multinacional y regresó al país para ponerse en frente de su sueño: turismo de naturaleza con máximo confort.

Estudiantes de universidades públicas y privadas nos visitan periódicamente para recibir transferencia de conocimiento con los expertos del modelo de fertilización con el que conservamos la tierra y conservamos la flora y la fauna.

 

 

2. Tour de conexión por nuestra propia reserva forestal

Los anfitriones de La Huerta Hotel guiamos a nuestros huéspedes por exploraciones diurnas y nocturnas por nuestra propia reserva forestal y huerta orgánica, donde respiran aire puro y se deleitan con nuestra flora y fauna. De estas experiencias, las que los huéspedes más disfrutan son nuestros tours de conexión con la naturaleza, a través de los cuales un ingeniero agrónomo de la Universidad Nacional les explica cómo aplicamos el principio de autoinmunidad del bosque en nuestros cultivos orgánicos.

También planeamos avistamientos de aves y de naturaleza, a solicitud de los huéspedes.

4. Somos un hotel con nuestro propio listado de aves eBird

Ofrecemos 7 hectáreas de reserva forestal, huerta orgánica e infraestructura hotelera en la ladera del Lago Calima más cercana a Cali y al Aeropuerto Internacional Alfonso Bonilla, con nuestro propio listado eBird: https://ebird.org/hotspot/L6985482?yr=all&m=&rank=mrec En medio de cuatro Hotspot eBird donde confluyen Andes y Chocó Biogeográfico: La Reserva Natural de Yotoco, la Laguna de Sonso, el Lago Calima y la Reserva de Río Bravo. A solo 80 km de Cali, 19 km de Buga y a 65 km del Aeropuerto Internacional Alfonso Bonilla Aragón.

Listado Reserva Natural de Yotoco (294 especies) (conecta directamente con la reserva del hotel)

https://ebird.org/hotspot/L465354?yr=all&m=&rank=mrec

 

Listado Laguna de Sonso (390 especies) (10 km)

https://ebird.org/hotspot/L465353

 

Listado Río Bravo (233 especies) (25 km)

https://ebird.org/hotspot/L5588872?yr=all&m=&rank=mrec

 

Listado Embalse de Calima (113 especies) (17 km)

https://ebird.org/hotspot/L3630220?yr=all&m=&rank=mrec

 

Alto Anchicayá (391 especies) (60 km)

https://ebird.org/hotspot/L4375590

3. Carta Slow Food de nuestra huerta orgánica

Nuestro restaurante se nutre de los ingredientes de nuestros cultivos de frutas, verduras, huevos y pescados libres de químicos; y de otros de consumo local, producidos a no más de 100 kilómetros a la redonda.

Los frutos de nuestra huerta orgánica no sólo están libres de contaminación, sino que también tienen un óptimo valor nutricional que contribuye al bienestar integral de nuestros invitados. Pues sólo el abono enriquecido con materia orgánica, microorganismos y minerales naturales es capaz de suplir todos los elementos que tanto el suelo, como las plantas y las personas necesitamos para vivir sanamente.

La meta de nuestra huerta orgánica es producir a un precio justo la mayor variedad de productos alimenticios posibles en una pequeña área, usando los principios del bosque. Y replicar este modelo, para garantizar la seguridad alimentaria en la vereda y replicar el modelo en áreas rurales y urbanas.

5. Cultura de conservación ambiental

El manejo del agua es prioridad en nuestra cultura de conservación ambiental. Desde nuestro propio bosque recolectamos lluvia y la humedad relativa del 100 por ciento de nuestro entorno, a través de un sistema natural de impluvios. La reservamos en un lago destinado para el riego de los cultivos.

Las aguas residuales del hotel son tratadas por microorganismos que consumen la materia orgánica y usamos esa solución nutritiva residual para regar los plantíos de plátano y banano.

Adicionalmente, dentro de nuestra visión 2020, tenemos la meta de ser Basura Cero, reduciendo las emisiones de residuos sólidos al máximo.

Así mismo, en 2019, iniciamos el proceso para reconvertirnos a energía solar.